Consecuencias de la educación permisiva

En los últimos años, los problemas de convivencia en las casas, colegios, institutos… se han multiplicado a un ritmo alarmante. Si no nos hacemos conscientes de lo que está ocurriendo las consecuencias pueden ser muy serias a nivel familiar y social (pues vemos que va a más).

Qué está ocurriendo:

  • Educación totalmente permisiva en muchas casas. Cada vez son más los niñ@s que hacen absolutamente lo que les da la gana. Todo en la familia gira entorno a los intereses y caprichos del pequeño. Todo lo que pide lo obtiene al instante.
  • La educación, los valores y el respeto cada vez brillan más por su ausencia.
  • Muchos son los que comen cuando quieren, lo que quieren y a capricho. Hacen lo que les apetece siempre o la mayoría del tiempo.
  • Demasiados juguetes y cosas materiales, que no valoran y al minuto dejan a un lado. Tienen tantas cosas que no saben ni con qué jugar.
  • Ordenadores y móviles son el centro de sus vidas. Mientras están ahí, claro, no molestan. Desde edades muy tempranas todo gira alrededor del móvil, ordenador y las redes sociales. Crecen totalmente descentrados y fuera de sí.
  • Todo lo que no sea el móvil les aburre, no les interesa. Obvio, si no les estamos enseñando lo que es jugar de verdad, el disfrutar de leer, aprender, de saber, de la cultura, el valor del trabajo, el esfuerzo, la constancia, la motivación, entusiasmarse con la vida real…

Niños y adolescentes aún no tienen criterio para tomar decisiones que no les corresponde por edad. Les estamos dando antes de tiempo un poder que únicamente les convierte en tiranos y caprichosos. Estos casos son víctimas de adultos que eluden por completo la responsabilidad de educar que les corresponde (padres, profesores, educadores…).

No todo vale. Se están normalizando actitudes que no son nada normales. No se puede justificar todo con la excusa de que son niños o adolescentes. 

Se les están dando concesiones desde que nacen que no hacen más que confundirles y hacerles crecer en desequilibrio. Después no saben comportarse.

Qué necesitan:

  • Orden de vida
  • Horarios
  • Límites
  • Educación en valores
  • Normas de organización
  • Educación emocional y esencial
  • Ver en casa respeto, cariño y educación entre los padres y hacia ell@s.
  • Tener muy claro que son los padres y profesores a quienes corresponde educar, enseñar y orientar. Desde el respeto mutuo.
Cierto es que no se puede generalizar y, afortunadamente, también son muchas las personas que viven desde los valores y la educación pero, si somos honestos, hay un gran aumento de los casos contrarios. Es muy necesario poner el foco en esto para buscar soluciones. Asumir la responsabilidad que a cada cual corresponde es fundamental. Dejemos de mirar en otra dirección. Corresponde a los padres educar y a los profesores enseñar y reforzar los valores que han de venir de casa. Todos los adultos tenemos mucho por hacer en estos momentos. 
 

Lo relacionado con dicha temática lo trabajamos más a fondo en el CURSO DE MEJORA DE LA CONVIVENCIA Y EN EL CURSO DE PREVENCIÓN ADICCIONES TECNOLÓGICAS (y adicciones en general).

En sesiones individuales, en pareja, familiar o curso grupal.

Puedes ampliar información en el apartado de cursos y sesiones así como en los diferentes artículos relacionados del Blog.